Relato: Me ordeñaron a fondo en el metro





Relato: Me ordeñaron a fondo en el metro

Iº. Un día de calor. (Introducción)


No hay mucho que decir de mi misma, al menos no mucho que
importe para contar esta historía. Me llamo Cristina y tenia 19 años entonces.
Posiblemente no sea necesario decir mucho más...aunque para quién necesite
hacerse una imagen de quienes le hablan diré tan solo que mido casi 1.70, que
estoy mas jamona que rellenita, y que si bien no soy una super-modelo tengo un
bonito culo y unas buenas tetas grandes y suaves, con unos enormes pezones color
cafe con leche...detalles, detalles...vamos a lo que importa.


Era un día de calor como tantos en Barcelona durante la
primavera. Me estaba agobiando sola y aburrida en casa así que decidí hacercarme
hasta la playa. Me puse unos pantalones cortos, unos tejanos con las perneras
cortadas, y una camiseta también recortada por debajo de mis tetas. Tenía
calor...Bajé hasta el metro. Sin estar a reventar, había bastante gente a
aquella hora, pero no tanto como para tener que apretujarme contra el resto de
viajeros. Pero las estaciones iban pasando, y pasando ( era un trayecto circular
bastante centrico), y la gente se acumulaba. Como siempre que hay un buen culo y
un montón de tíos amparados por el anonimato, un gilipollas me pellizco un
cachete. Me volví rapidamente dispuesto a montarle una bronca a aquel
gilipollas. ¿Acaso voy yo pellizcando por ahí a la gente?.


Pero detrás solo había un puñado de caras anodinas, todas
igualmente inexpresivas...así que tuve que dejarlo estar. Me gustaría decir que
les recuerdo, que eran hombres jovenes, atractivos, musculosos... pero solo
recuerdo figuras borrosas, rostros y cuerpos iguales a otros tantos como se
encuentra una en el metro cada día y a los que no presté ninguna
atención...Respiré fuerte, enfadada...y la gente seguía subiendo, así que
rapidamente tuve a un tío pegado a mi espalda. No me pasó inadvertido que como
tantos otros pervertidos en los metros estaba apretando su paquete contra los
suaves cachetes de mi culo...ante esas situaciones, y por no montar un
escandalo, suelo apartarme y buscar una pared contra la que apoyarme...pero lo
dejé estar, estaba cansada, hacía calor...no tenía ganas de moverme y seguí
sintiendo como aquella polla iba creciendo y aprentandose contra mis cachetes.
Naturalmente aquel pervertido caradura lo tomó como una invitación y empezó a
frotarse más y mas rapido,aumentando de un modo imperceptible pero que yo, al
final, no pude seguir ignorando.


Aquel imbecil se estaba frotando de un modo tan evidente que
me estaba haciendo temblar de una forma ridicula con sus empujones. Iba a parar
aquello, lo juro, cuando una mano se colocó en mi muslo desnudo...esbocé una
sonrisa irónica. ¡Adelante, subid todos al tren!. ¿Pero que se habían creido,
que aquello era un autoservicio?. En el segundo que todo esto pasó por mi mente,
otro descarado había metido una mano dentro de mi pantalón, mientras que el
baboso que se estabra frotando contra mi había colocado sus manos en mi cintura
para que mi culo le ofreciese una superficie mas estable...¿Que cojones estaba
pasando?.


Y entonces llegó lo más ridiculo, cuando un cuarto
aprovechado se colocó delante de mí y me metió las manos debajo de la camiseta
sobandome los melones sin disimulo...¡¡¡Sin mas!!!. Aquello era tan
surrealista...no se, no podía ni creerme lo que estaba pasando, y en aquel
momento tuve un estremecimiento...el idiota de los dedos no parecía tan idiota,
por que estaba empezando a manipular mi vagina con inaudita
maestria...¡agh!...otro calambrazo de puro placer, mi rostro se desencajó...y
desde aquel momento estuve perdida. El tío que tenía detrás no se conformó con
frotarse contra mí, si no que desabrochó mi pantaloncito y lo dejó caer. El
genio de los dedos mágicos lo aprovechó instantaneamente para meter los dedos
hasta el fondo y llevarme a un orgasmo increible...el primero de muchos.


IIº. Me ordeñaron a fondo. (Nudo)


El tío que tenía detrás no se cortaba mientras tanto, así que
me abrió los cachetes y colocó entre ellos su polla, caliente y chorreante...y
empecé a sentir aquel hierro al rojo deslizarse contra mi piel fresca y
suave...el tío apretaba mis cachetes contra su polla,amasandolos con fuerza, y
de pronto sentí una baba caliente y viscosa resbalando por mi espalda y los
espasmos brutales de aquel tio...¡¡¡se estaba corriendo en mi espalda!!!...pero
aquello no era el final, sentí como el tío era empujado, y otro baboso ocupaba
rapidamente su lugar. Otra polla se encajaba entre mis redondos cachetes, otras
manazas los apretaban estrujando otra polla ansiosa de escupirme toda la lefa de
sus huevos en la espalda.


Mientras, más dedos hurgaban en mi más intima caverna, y el
placer que yo sentía hacía que se me doblasen las rodillas...no me podía
sostener de pie, pero los tíos que se estaban encargando de mis tetas me
sujetaron, cada uno por un brazo, y al tenerme a su merced en la relativa
intimidad que los mirones les otorgaban ( un círculo de hombres alrededor, y mi
relativa postración creaban un ambiente imprevistamente intimo) empezaron a
mamar cada uno una de mis tetas, chupando y mordiendo...y sorbiendo...me
averguenza decirlo, pero hacia solo unos días que había tenido que abortar a
causa de un desliz con la pildora...y aquellos desconocidos estaban atracandose
con la dulce leche que ordeñaban de mis melones...¿Que estaba pasando?. Yo era
su vaca y manipulaban mis enormes pezones para sacarles el dulce jugo como
autenticos becerros sorbiendo el néctar de sus madres. Mis vacunas tetas
parecían destinadas desde un principio a tan alimenticio fin... No me atrevía a
abrir los ojos, el mundo había desaparecido, no tenía que hacer ningun esfuerzo,
todos mis musculos estaban relajados y muertos puesto que eran aquellos hombres
los que me sujetaban y usaban...me habian convertido en el juguete de su
placer...para placer mío.


¿Como podía estar pasando eso?. Cada vez que uno se corría en
mi espalda, cada vez que uno se atracaba con mi leche, cada vez que uno se
cansaba de hurgar en mi vagina y de la sensación de mis espasmos de placer
acariciando sus dedos...otro ocupaba su lugar, luego incluso algunos que no
querían esperar tomaron mis manos, y cerrandolas sobre sus pollas cerraban sus
manos sobre las mias y las usaban a su antojo para dejar otra parte de mi ser
chorreante de sus emisiones. Ellos me ordeñaban a mi como a una vaca nutricia, y
yo como una rotunda campesina, ordeñaba a todos aquellos toros y sus palpitantes
pollas ansiosas tan solo del alivio de mi cuerpo...un gilipollas en lugar de
correrse como los demás aprovechó para meter uno de sus dedos en mi estrecho
ano...no pude evitar un gemido, así que sacó el dedo e introdujo el pulgar,
aquella enorme presión en mi estrecho y aún virgen agujero fué muy
molesta...lancé un gritito de dolor y dejé caer un par de lagrimones, pero
aquello pareció excitarlo por que rapidamente se sacó la polla y se corrió
también sobre mí en unos segundos.


Esto debió excitarlos mucho a todos, por que varios le
imitaron...al final el culito me dolia y solo el semen que se escurría sobre el
me aliviaba algo, lo que me hacia desear que más y más de aquellos desconocidos
terminasen de correrse sobre mí. Me dolían los pezones de la manera como
sorbían, mordiendome incluso ansiosos de exprimirme mi leche, de manera que me
estrujaban las tetas como si fuesen limones para sacar hasta la ultima gota de
mis jugos. Sorbían como posesos, y algunos que no conseguían encontrar acomodo
sobre mi se pajeaban ansiosos mostrandome sus capullos que boqueaban como peces
fuera del agua. Para placer suyo y mio, golpeaban sus pollas contra las partes
libres de mi cuerpo facilitandos sus orgasmos y corriendose sobre mi.


Cuanta leche, mucha más de la que me estaban ordeñando...por
no hablar de la continua sensación de las corridas que escupian en mi
espalda...sentia aquellas pollas al rojo vivo, duras como garrotes, frotarse
contra mi suave culito...y los orgasmos terribles que hacian estremecerse a mis
anonimos amantes. Supuse que todos serían hombres adultos, de vidas aburridas y
que estaban disfrutando a fondo la oportunidad de probar una vez mas el cuerpo
firme de una chica tan joven...joder, estaba dandole de mamar a la mitad de los
hombres de barcelona cuyos rostros vulgares desfilaban sin cesar por mis
chocolateados bombones. La mia no era si no una obra de caridad...




IIIº El precio del placer. (Desenlace).


No puedo decir cuanto tiempo pasó, solo que el flujo de
hombres no se detenia, que mis melones se quedaron vacios y secos, que mi
espalda chorreaba, y que mis manos estaban viscosas e insensibles...había
sentido tantos orgasmos que había perdido incluso la capacidad de
estremecerme... y entonces, casi sin atreverme a decirlo, a salir de aquella
nube, de aquella burbuja lejos del mundo susurré:


-basta-


Todos ellos se detuvieron sin querer creer lo que oían. Así
que lo repetí:


-¡Basta!.-


Entonces todos, incluso los que aún no se habían corrido, se
retiraron. Me levantaron y abrocharon mis pequeños pantalones, bajaron mi
camiseta y una docena de manos serviciales blandieron pañuelos de todo tipo para
limpiarme un poco del semen que me cubría el cuerpo hasta chorrear por el suelo.
El suelo del vagón estaba repleto de charcos de placer.Me levantaron del suelo
como a una muñeca,y con gran dificultad recuperé el control de mis propias
piernas. En la siguiente parada un hombre me ayudó a bajarme del metro y me
llevó hasta un banco. Me dejé caer. Levanté los ojos medio cerrados hasta el
hombre, y solo pude distinguir su sonrisa y el gesto con el que introducia un
billete de los mas grandes en mi escote.


- La proxima vez, mejor cogete un taxi.- Dijo pellizcandome
una teta con fuerza.


Y se fué. Solo en ese momento noté la presión en mis
pantaloncitos. ¡Todos mis bolsillos estaban repletos de billetes!. Al parecer o
me habían tomado por una puta o habían querido darme una muestra de lo mucho que
habían disfrutado de mi...no volví a tomar un metro en mi vida, aunque las
marcas de los mordiscos tardaron semanas en irse del todo...por no hablar de la
sensación de dolor de mis pezones exprimidos.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Me ordeñaron a fondo en el metro
Leida: 2267veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato







Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados



























xxx de animalesrelatos lesbianas hijas y madrerelatos porno mi hijo y yorelatos porno escuche los quejidola hermosa cola de mi hija relatosfotos de abuelas cachondasvideos pornos mi tia andaben mi casa con ropa muy probocativaabuelo folla con nietarelatos eroticos gay con el estilistarelato follando en herenciasRelato de abuelo e nieta pornorelato porno petisa chupa pijasrelatos mi vecina madurame cogi ami hijaMe enamoré de su pija relatosmamila relatos xxxporn lenceriamis putitasrelatos xxx de yo era una monja pero el padre me culiomi hijita de 9 añitos relatorelatos eroticos sexo anal con mi madrastaRelatos x jovencitas con verdulerosMi esposo y mi hija relato relato me aproveche de mi hemana ebriarelatos swingerrelatos eróticos maestrasWww.de relatos de incesto y amorfilialbuscar historias eroticas de nenas de 11 gratishistorias porno gratisjugando amiguitas relatos eroticoxxxdespedida de soltera solitarelatos gay mi sobrino consentidoIncesto con la abuela relatadosRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatorelato de incesto hermanaRelatos eróticos cogeme por el culorelatos pornoRelato porno culo rico de mi vecinarelato cachondo de jovencitas con hombres maduro atractivos vi a mi hermana con onsolador relartorelatos porno de con mi nenita y su mamarelato erotico doctorahistorias porno gratisporno transsexualesmis relatos pornorelatos el sr de la tienda xxxviejas porno.comRelatos eróticos abuelito aprovechadoRelatos eroticos gratis incesto sobrina de 13 añitos primera vezMi relato porno violadarelatos eroticos con mi hijastra borrachaorgasmos femenino xxxmi esposa me combirtio en bisexesualrelato porno mi mamachantajeada para follar relatosLos mejores relatos sexo inocentes no consentido la hija de mi vecinaIncesto con la abuela relatadospadres q se vuelven morbosos por la colita de sus hijos geys relatos eroticos geys mi papa le encanta mi culitocuentos porno en familiaRelatos de incesto enseñando a mí hijaporno viejas calientes mi hijita relatos pornorelato porno de orgia familiarrelatos eroticos pequeña alumnarelato porno mi abuela se folla a mi papasexo gay publicorelato vi a mi papa follando ala abuelarelatos erotiocosporno relato hijo y madre chiniando a mama en viajeeya si me los ase Rico's pornosincestos de madurasIncesto con la abuela relatadosRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatoRelatos eróticos de Un maduro me cojioRelatos hot gay militarmi sobrina se deja culiarRelatos de abuelos bixesualesPervertida madura relatos eroticosrelatos mi hermana borracharelatos pornos orgia en familiamis relatos porno alquilando a mi hijaporno vecinarelatos exitando a mi papimi prima de rulos pequeña relatos xxxrelatos travestis senti como palpitava su verga dentro de mi culitoRelatos xxx de tia borrachaRelatos eróticos hombres que han desvirgado culitos gaysRelatos eroticos gratis la nina del pueblo cochinaditasrelatos de eroticos: me follaron 7 perros callejerosRelatos xxxxsexo con maduritosrelatos incesto viendo a mi hija cojerrelatos eróticos de madres cogidas por sus hijos.Relatos gays el pelao culonRelatos porno de esposas gorditas infielerrelatos eroticos de sexo no concentido de abuelos con nietasRelatos eroticos gratis incesto sobrina de 13 añitos primera vez